jueves, 20 de septiembre de 2012

La Rueda del nacimiento y muerte

En las enseñanzas del Buda, se nos habla del ciclo del nacimiento y la muerte. "Todo lo que nace un día, debe de morir otro". Es así como nos acercamos a la impermanencia de todas las cosas, incluidas aquéllas hacia las que tenemos apego. Su pérdida llevará al sufrimiento.
Del mismo modo, las personas nacen y mueren a cada instante, dependiendo de su propio estado mental. Es entonces cuando se dice que renacerán en un infierno, en un mundo celestial o en uno humano. Estando atentos a este hecho es posible superar la ignorancia y salir de la rueda. Ello seguirá "su naturaleza" pero la mente permanecerá en calma, no deseando esto ni repeliendo aquello.

En el sutta Nipata se dice que se escuchó al Buda predicar:
"A partir del final de la ignorancia llega el fin de las acciones-deseos. Con el final de las acciones-deseos llega el final de la conciencia. Con el fin de la conciencia llega el fin del nombre y de la forma. Con el fin del nombre y de la forma llega el fin de los sentidos. Con el fin de los sentidos llega el fin del contacto. Con el fin del contacto llega el fin de las sensaciones. Con el fin de las sensaciones llega el fin del anhelo. Con el fin del anhelo llega el fin del apego. Con el fin del apego llega el fin del devenir. Con el fin del devenir llega el fin del nacimiento, y con el fin del nacimiento llega el fin de la vejez y de la muerte, el pesar, el lamento y de todo sufrimiento. Así es el fin de toda esta masa de sufrimiento."

"Toda acción voluntaria intencionada madurará en esta vida, en la siguiente, o en las vidas posteriores" (Anguttara Nikaya). Aquí está el origen de la entrada en el escenario de la manifestación y del nacimiento. La evolución de los nacimientos y su madurez es lo que conoce como Karma. Es la relación de las causas y de los efectos de todas las cosas creadas.

Desde el Vacío del ego toda acción es no-acción. Todo contacto y sentimiento son vistos en la lejanía y carentes de existencia. ¿Quién planta las semillas que han de convertirse en plantas? ¿Quién mueve ahora la Rueda?

El río atraviesa los valles y descansa en el océano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario